La Fundación Encausa dio a conocer que con un equipo comprometido con mejorar la situación de pobreza de Cartagena, trabaja con población que ha sido desplazada por la violencia, así como con madres cabeza de familia, pobres de acogida y jóvenes en riesgo.


Aura María Lopera, directora de la Fundación, destacó que “en este momento con toda esa población se hace un trabajo de seguimiento y control, a partir de capacitaciones para que se mantengan en su negocio y se les apoya con créditos”.


La meta para el 2017 es de fortalecer y emprender 200 actividades comerciales a partir de capacitaciones y el otorgamiento de microcréditos a la población. El trabajo para éste año también consiste en una modalidad adicional y es con más de 87 personas que trabajan en la playa se integrarán.


El proyecto piloto se realizará en las playas de Bocagrande, donde habrá capacitaciones acerca de servicio al cliente e inglés técnico para que puedan atender a los turistas con mayor efectividad, de ahí nacen esos 200 negocios que se están ajustando. La fundación Encausa cuenta con recursos del PES (plan de emergencia social Pedro Romero) de la alcaldía de Cartagena, también se trabaja en asocio con el Hotel el Caribe que quiere seguir aportando con los procesos de esta población.


En este momento Encausa está en la fase de culminación de las capacitaciones y entregas de negocios, también en el seguimiento y control a los que ya han emprendido, acompañamiento permanente en el tema de proveedores, comercialización y la puesta en marcha.


Adicionalmente a este grupo se está trabajando con 20 familias de las víctimas del edificio Blas de Leso, con acompañamientos socio empresariales a los afectados por el derrumbe de este edificio y al pendiente de toda la reparación que el Distrito les está haciendo para que puedan ir emprendiendo negocios que generen productividad porque muchas de estas familias vivían de trabajar en esta obra.


La idea es realizar un trabajo integral para que en un corto tiempo los índices de pobreza mejoren notoriamente.


Experiencias

Lopera menciona que son muchas las experiencias que se han encontrado en estas acciones, por ejemplo una familia con jóvenes “reinsertados”, por decirlo de alguna manera, quienes eran pandilleros muy metidos en un entorno de drogadicción, iniciaron un proceso a través de la cultura y la música para buscar un enfoque ocupacional o vocacional y comenzaron a ayudar a sus familias, posteriormente se formó un grupo musical con el que se está trabajando ahora. En el pasado estos jóvenes no encontraron otro camino que no fuera hacer parte de las pandillas para sobrevivir en el barrio pero cuando vieron la oportunidad de formar empresa lo hicieron y ahora tienen un grupo musical que se llama Barrio Fino con buena proyección, acompañamientos y de la mano de un estudio musical donde ya están grabando canciones para otras agrupaciones, allí se han ido sumando jóvenes que le están apostando a la música, al talento y la vida.


La fundación Encausa tomando determinaciones para variar de manera favorable las estadísticas, el año pasado decidió ayudar 350 familias que estaban en situación de pobreza, recibieron apoyo para la creación de negocios familiares, inclusión financiera, capacitación sobre bancarización y microcrédito.


Agregó López que “adicionalmente también formamos a estas familias para poder tener un negocio rentable, trabajamos con población de jóvenes en riesgo de vulnerabilidad ante el entorno de pandilleros y bandas criminales en varios barrios de Cartagena como Pablo VI, Palestina y Olaya; los apoyamos en la creación de negocios, si ya tenían uno formado, lo fortalecíamos y si no tenían les ayudamos a emprender. Había un grupo que no tenía nada y empezamos desde cero con las capacitaciones y la formación.